¡Podemos cambiar las cosas!

La demanda hacia una transición energética de fósil a renovables es una necesidad a nivel mundial. Personas de todo el mundo se están organizando para revertir la tendencia de explotación de petróleo a una masificación de producción y consumo de renovables no convencionales (generadoras eólicas, solares fotovoltaicas, solares térmicas, geotérmicas, mareomotrices, de biomasa, etc.), denominados también energías limpias. La idea es dejar los combustibles fósiles bajo tierra en un corto o mediano plazo.

¿Qué es la Campaña Energías Limpias Ya?

“Energías Limpias ¡Ya!” es la campaña que el Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático (MOCICC) organiza para impulsar acciones que inicien cambios significativos en la matriz energética del Perú a través de prácticas sostenibles y promover el uso masivo de energías renovables no convencionales.

Considerando además que el país tiene un potencial muy importante de energías limpias para explotar.

Potencial Energético del Perú

Latinoamérica posee un amplio potencial de radiación solar.  En el Perú ciudades como Puno y Cusco – entre otras ubicadas en la zona de la cordillera- alcanzan niveles elevados de radiación solar que con la tecnología adecuada se puede capturar y generar energía para actividades cotidianas como calentar agua o producir energía eléctrica en menor escala.

La costa peruana, por su parte, tiene grandes posibilidades en desarrollar la energía eólica, y en el caso de la región de Arequipa, la geotérmica.

Transporte Sostenible

Debido a que el uso de energía en el transporte representa un tercio del consumo mundial de energía, es necesario pensar en el desarrollo de ciudades sostenibles.
Los cambios profundos son transcendentales:  ¡contar con un sistema de transporte sostenible, eficiente ambientalmente amigable!

Un Sistema de Transporte No Motorizado (STNM) que incluyan redes de ciclovías interconectadas, mejorar la educación vial, reglamentar la Ley de la Bicicleta y que la población tome conciencia de que el transporte no motorizado puede convertirse en una práctica común y sostenible.